Nuevos Negocios Cooperativos de viviendas

Se sabe que Internet ha abierto múltiples oportunidades de negocios en casi todos los sectores, incluyendo sectores muy masivos como el turismo, la banca, los préstamos y muchos más. Ahora, se ha abierto una interesante veta en el negocio inmobiliario, con muchos beneficios para quienes se encuentren en él.

Mezcla de red social y aviso clasificado, ya se encuentran disponibles las primeras plataformas cooperativas de construcción de viviendas. Como es esto? Estas plataformas son producto de interesantes proyectos cooperativos donde se puede construir nuevas viviendas a un costo mucho menor al habitual, a través de consorcios de personas que lo desean. Pasamos a explicarles

Una cooperativa de pisos es un concepto de vanguardia en Europa donde los interesados deben darse de alta en una plataforma sin ningún coste para los usuarios, ni por registro ni por alta en un grupo de interés. De esta manera, una vez que se registran, los usuarios eligen una vivienda-modelo que les guste y una localización en la que vivir formando así un grupo de interés. Cuando un grupo de interés tiene suficientes compradores como para formar una autopromoción, la plataforma buscará un suelo en la localización elegida y ofrecerá una promoción de la vivienda a los miembros del grupo.

En esta parte, los miembros del grupo de interés, por orden de adhesión, podrán apuntarse voluntariamente a la autopromoción ya conociendo todos los detalles: ubicación exacta, características y precio de cada vivienda, zonas comunes, etc . Una gestora de autopromociones se encargará de coordinar y gestionar todo el proceso.

Este concepto de vanguardia, la autopromoción de la propia vivienda en base a intereses comunes con otras personas que pueden llegar a ser sus vecinos, implica que, dependiendo del modelo de vivienda, el número de personas necesarias en un grupo de interés para lanzar la autopromoción puede diferir. Por caso, y de manera casi obvia, las casas individuales suelen ser promociones pequeñas por lo que el número de personas necesarias es mucho menor al de un edificio de varios pisos y departamentos.

En cuanto al proceso de adquisición de la vivienda, una vez se publican los detalles de una autopromoción, los usuarios adheridos al correspondiente grupo de interés podrán formar parte de dicha promoción, según el orden en el que se dieron de alta en el grupo. Para apuntarse y elegir vivienda, será necesario abonar un depósito o seña cuyo importe se publicará con el resto de detalles de la autopromoción.

Una vez se hayan apuntado suficientes usuarios en una autopromoción, se formalizará la misma ante notario y se comenzará la construcción. Todo el proceso estará gestionado por una entidad gestora de primera línea, que será la responsable de llevar adelante todo el proyecto.

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *